Curiosity: Marte más cerca

21/7/12
Seguro que a todos os suena haber visto alguna foto de un robot en Marte. Algo parecido a esto.

Vista de las huellas del rover Spirit en Marte.
Créditos: NASA

Este tipo de fotos fueron tomadas por los dos robots o rovers que el ser humano ha puesto recientemente en Marte, el Spirit y el Opportunity. Este par de simpáticas máquinas (con el tiempo han ido casi desarrollando un toque humano para muchos de nosotros) han estado recorriendo la superficie marciana desde el 2004. Hay que hacerles justicia, porque estos dos bichos han logrado lo impensable: estas dos misiones se diseñaron en un principio para aguantar unos 90 días marcianos (alguno más terrestre, pero poco más). Aunque el Spirit ya no está operativo (el pobre se quedó atascado el año pasado), el Opportunity aun funciona: estos robots, que fueron preparados para trabajar un cuarto de año, han trabajado 8 años, enviándonos una cantidad tremenda de nuevos datos sobre el Planeta Rojo que han permitido comprender muchísimo mejor a nuestro vecino.

El gran éxito que estas dos misiones tuvieron han animado a la NASA a enviar un nuevo rover a Marte, llamado Curiosity (o MSL, siglas de Mars Science Laboratory, traducido como Laboratorio Científico de Marte). Este nuevo robor fue lanzado el 26 de Noviembre de 2011, y llegará a su destino el 6 de Agosto de 2012...¡en un par de semanas!

File:Mars Science Laboratory Curiosity rover.jpg
Impresión artística del Curiosity.
Créditos: NASA.

El Curiosity no es del todo igual a los modelos anteriores: por ejemplo, el rover es dos veces más grande y cinco veces más pesado que los anteriores. Esto significa que el proceso de despegue y aterrizaje pueden ser más complejos, pero también representa una ventaja importante: el Curiosity lleva 10 instrumentos científicos a bordo, el doble que el Spirit y el Opportunity (en términos de peso, ¡75 kg "de ciencia" frente a los 5 kg de las misiones anteriores!). El Curiosity lleva un brazo robótico de dos metros de largo que le permitirá recoger muestras del cielo marciano, analizar su composición allí mismo, pero os podéis imaginar que, con diez instrumentos a bordo, la cantidad de información que va a poder extraer es increible:

- Lleva dos cámaras de dos megapíxeles a color (MastCam), que serán los ojos del rover. Esto le dará una visión tridimensional del terreno marciano. Además, aprovechando que tiene dos cámaras, se han puesto ligeramente diferentes para poder estudiar diferentes cosas a la vez. ¡Y puede grabar vídeos de alta definición! Aunque pueda parecer que tiene una resolución muy baja (2 megapíxeles no es comparable ni de lejos a una cámara de móvil), pero la construción de la cámara hace que, para que nos hagamos a la idea, si tomamos una foto de algo que está a un kilómetro tendremos 7 centímetros en cada pixel, o dicho de otro modo, para algo a dos metros cada pixel correspondería a 0,000150 metros (ya podemos reirnos de las cámaras del móvil)

- Tiene una cámara química (ChemCam) que parece de ciencia ficción: le atina a lo que quiere analizar con un laser, y a partir de la luz que sale es capaz de determinar su composición...¡sin ir hasta allí!

- Un espectrógrafo de partículas alfa (APXS) en el brazo robótico, que de nuevo ayudará al Curiosity a determinar la composición de diferentes materiales.

- Una cámara macro o para detalles muy pequeños (MAHLI) en la punta del brazo robótico.

- Dos "laboratorios portátiles" (CheMin y SAM), que harán un análisis muy detallado de las muestras de tierra y rocas que el Curiosity cogerá con el brazo robótico.

- Una estación atmosférica muy avanzada (REMS) que dará muchísima información sobre el clima en Marte (REMS tiene un 90% de participación española)

- Un detector de radiación (RAD)

- Un instrumento que estudiará la cantidad de neutrones reflejados por la superficie marciana (DAN), que servirá para detectar agua en el subsuelo.

- Y un instrumento que grabará el descenso del Curiosity (MARDI), lo que por un lado dará información del lugar de aterrizaje, y por otro nos permitirá ver un vídeo increíble en cuanto lo recibamos.

Esquema del Curiosity y sus instrumentos.
Créditos: NASA

Otra novedad es la utilización de un pequeño reactor nuclear (el nombre término es "generador termoeléctrico de radioisótopos", pero es lo mismo), frente a los paneles solares utilizados anteriormente.

Sin embargo, seguramente lo más alucinante del Curiosity es el mecanismo del aterrizaje (para ser correctos, amartizaje). El Spirit y el Opportunity hicieron lo que se denomina "una entrada balística": las cápsulas entraron en la atmósfera a toda velocidad, abrió un paracaídas y cuando la velocidad y la altura fueron propicias se dejaron caer las cápsulas, que abrieron unos airbags gigantes y rebotaron en el suelo hasta pararse. En el caso del Curiosity se va a probar un sistema mucho más complejo:

la primera parte del descenso será parecido: se hará con un paracaídas que frenará la cápsula. Llegados a un determinado punto, la cápsula dejará caer el escudo térmico y después un módulo con el Curiosity dentro. Este módulo encenderá unos retrocohetes que controlarán el descenso hasta la última etapa, cuando el Curiosity será bajado por una sistema de grua: el Curiosity quedará depositado en la superficie marciana y el resto del módulo encenderá los retrocohetes al máximo para ir a estrellarse lejos del lugar de aterrizaje.

Suena a algo imposible: por eso en la NASA han bautizaso a los 7 minutos que dura el descenso como "los siete minutos del terror". De 21.000 km/h a 0 en sólo siete minutos. Y para añadirle emoción al tema, la NASA había pensado monitorizar el aterrizaje desde otra sonda orbitando Marte, la Odyssey, pero han descubierto que ha habido un problema con el estabilizador de la órbita y ahora no está claro si la sonda estará en el lugar oportuno en el momento correcto. Así que si algo va mal, averiguar qué ha pasado puede ser mucho más difícil de lo previsto.

http://www.kscvisit.com/news/wp-content/uploads/2011/06/curiosity_landing.png

Esquema del descenso del Curiosity.
1º) descenso en paracaidas
2º) descenso controlado
3º) Grua de cielo
4º) Vuelo del resto del módulo lejos del lugar de aterrizaje
Créditos: NASA

Vídeo de la maniobra de despegue, aterrizaje y
despliegue del Curiosity. MUY RECOMENDABLE!
Créditos: NASA.

Llegar a poner algo en Marte es, al menos para mí, algo increíble. Habrá que estar atentos y cruzar los dedos porque el nuevo habitante del Planeta Rojo llegue de una pieza.

¡No os olvidéis, el 6 de Agosto sabremos cómo acaba esto!

http://elsilenciero.com/wp-content/uploads/2012/07/rover.jpg

EXTRA: para los manitas, aquí tenéis un recortable del Curiosity a escala 1/20. Si alguien se anima, ¡que me envíe una foto!

EXTRA2: como curiosidad (prometo que no es un juego de palabras), todos aquellos con XBOX pueden descargar gratis un juego de NASA para probar si son capaces de sobrevivir a estos siete minutos aterrizaje.

Compártelo: | | | | | |

2 comentarios:

Anónimo dijo...

CANCELARON EL VIDEO EN YOUTUBE

El vagabundo de las estrellas dijo...

Hola Anónimo,

pues la verdad es que a mí sí me funciona, pero por si acaso puedes encontrarlo aquí

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=P4boyXQuUIw#!

Gracias por tu comentario y un saludo!
Alvaro

Publicar un comentario